Bodega Familia Conesa – Pago Guijoso

Un maravilloso enclave donde disfrutar de magníficos vinos en plena naturaleza

Por Ana S. Diéguez

Ubicada entre dos maravillosos parques naturales, a más de mil metros de altitud, encontramos un idílico paraje con una interesante producción vinícola. Nos referimos a la bodega Familia Conesa-Pago Guijoso, un proyecto arrancado por una saga de agricultores de segunda generación. Trabajadores incansables. Apasionados y luchadores. Una familia que ha logrado a base de esfuerzo y tesón, el mayor reconocimiento a la calidad y a la singularidad que existe en España en materia vinícola y que solo poseen una veintena de bodegas. Esfuerzo, sudor y lágrimas, que han visto su recompensa en un merecido reconocimiento, que ha ido en aumento año tras año. 

Un maravilloso paraje natural con un clima que se caracteriza por sus temperaturas extremas y sus suelos de guijarro. Las condiciones idóneas para otorgar una magnífica frescura a sus vinos, todos ellos ecológicos y con una gran ventaja, su extraordinaria relación calidad precio. Una finca que ocupa un extenso terreno de dos mil hectáreas repleta de viñedos, donde además cuentan con una ganadería ovina que nos seduce con sensacionales quesos con D.O.P. Queso Manchego, el complemento ideal para sus fantásticos vinos. 

Los orígenes de la bodega se remontan a la década de los ochenta, cuando el renombrado arquitecto Eleuterio Población, en aquel momento dueño de la finca, se anima a plantar las primeras cepas de Tempranillo y Cabernet Sauvignon. 

Una iniciativa que mantiene durante tres décadas, produciendo y comercializando vinos a pequeña escala, hasta que en el año 2013 el agricultor de origen murciano Antonio Conesa adquiere la finca e invierte en ella apostando fuertemente por la viticultura. Un emprendedor nato. Un visionario. Un apasionado de su profesión, que tuvo claro desde el primer momento las posibilidades que ofrecía el vasto terreno que acababa de adquirir. Una 

considerable inversión gracias a la cual logró explotar al máximo el potencial de un terreno único en nuestro país, consiguiendo la denominación de origen Vino de Pago, el máximo reconocimiento a la calidad y singularidad que otorga la legislación española en materia vinícola y que solo poseen otras diecinueve bodegas. 

El impresionante viñedo fue diseñado por el gran gurú de la viticultura mundial, el australiano Richard Smart. Un terreno dividido estratégicamente en varias subparcelas, que se trabajan de manera ecológica, y que se controlan perfectamente mediante dos estaciones meteorológicas propias que envían los datos en tiempo real. Una espectacular infraestructura donde tienen cabida las variedades blancas Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viogner y las tintas Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo, Garnacha y Petit Verdot. Además, existe una pequeña extensión de viñedo experimental con varietales como Zinfandel, Trincadeira, Tannat, Montepulciano, etc. 

Al frente de la bodega, el experimentado Pedro Carrascosa, director general de la bodega y viticultor, se implica cada día al cien por cien buscando siempre la excelencia, conjugando las tecnologías más modernas con los procesos artesanales para obtener resultados de una calidad indiscutible. 

Bajo el paraguas de Familia Conesa-Pago Guijoso, se elaboran las marcas La Doncella, El Beso y La Sabina, que engloban, entre las tres, siete vinos tintos, un rosado y dos blancos. Desde finales de 2020 comercializan también el espumoso A. Conesa 58, un Brut Nature Blanc de Blancs. Todos ellos tienen certificación de orgánicos y responden al concepto de vino de terroir. Unos vinos sinceros, con la frescura y complejidad de la singular tierra en que nacen y en los que se sienten las noches frías, la vegetación del entorno y las nieves que en invierno sanan la planta de manera natural. Actualmente, la bodega tiene capacidad para producir 250.000 botellas al año, de las cuales un sesenta por ciento se exporta a dieciocho países de todo el mundo, y la atractiva imagen de sus etiquetas, ha sido ideada por el prestigioso diseñador Eduardo del Fraile, especialista en crear productos con gran carga emocional. 

Además de los formidables vinos, en El Guijoso elaboran también unos fabulosos quesos Hacienda Guijoso, con D.O.P. Queso Manchego, una denominación de origen certificada que solo posee en torno a un veinte por 

ciento de los quesos que se producen en Castilla-La Mancha. Un delicioso bocado que resulta el complemento ideal para sus magníficos vinos. 

La bodega Familia Conesa-Pago Guijoso ofrece diferentes propuestas de enoturismo y dispone de una tienda en la bodega y una tienda online en la que adquirir todos sus productos. Un plan original, seductor y atractivo, que garantiza buenos momentos acompañados de fabulosos vinos. La mejor forma de desconectar y sencillamente DISFRUTAR. 

Dirección: Finca El Guijoso. Ctra. Ossa de Montiel a El Bonillo km 11. El Bonillo, Albacete 

Página web y tienda online: www.familiaconesa.com 

Correo: mvruiz@familiaconesa.com 

Pedro Carrascosa: +34 618 84 45 83