Aromaterapia

Técnica natural que utiliza el olfato, por medio de aromas provenientes de las partículas que liberan los aceites esenciales para estimular diferentes regiones de nuestro cerebro

Por Gelen Torres Fernández

Equilibrio y bienestar

Los aceites esenciales pueden ayudarnos a aliviar problemas físicos como dolores musculares, dolores de cabeza y migrañas. Además, resultan beneficiosos para la piel y el cabello. No obstante, sus beneficios van más allá de lo tópico, y es que, en cuanto a trastornos psicológicos, pueden recomendarse para tratar la ansiedad, el insomnio, el estrés y la depresión.

“Los aromas son importantes para crear sensaciones y emociones ya sea al ambiente o directamente a las personas”, reseña Adna Fischmann, directora de Marketing de doTERRA Brasil en su sitio web.

Por ejemplo, para aliviar el estrés, el aceite esencial de Lavanda, siendo principalmente de origen lavándula angustifolia con propiedades ansiolíticas, puede ser de gran utilidad, ya que es capaz de calmar el sistema nervioso central.  

Pero si lo que buscas es aumentar tu enfoque para trabajar, se recomiendan los cítricos, como el limón. También, pueden ser de gran ayuda la albahaca o el romero.

Pero, ¿Cómo funcionan los aceites esenciales en nuestro cuerpo?

Pueden actuar fácilmente en nuestro organismo porque penetran con gran facilidad en nuestra piel y, de este modo, entran en el torrente sanguíneo y llegan a los distintos órganos. Gracias a sus propiedades y su pureza, los aceites esenciales son más efectivos contra bacterias y virus. Si aprovechamos, su composición y los utilizamos con la dosis adecuada, podemos beneficiarnos mejorando el sistema inmunológico, la circulación y mucho más. Por esta razón, es necesario usarlos bajo las indicaciones de un especialista o bajo la asesoría de alguna persona certificada en ello.

¿Cómo usarlos?

Hay tres formas de usar aceites esenciales: 

1. A través del olfato. Llamamos a este uso “aromático” de aceites esenciales. Esto incluye cualquier método de aplicación que lo ayude a experimentar el aroma del aceite. Puede usar aceites esenciales aromáticamente de la siguiente manera: 

• Difusión en un difusor de aceites esenciales.

• Aplicando una gota en tus manos e inhalando.

• Usándolo como fragancia personal 

2. En tu piel. La aplicación “tópica” de aceites esenciales permite que el aceite se absorba en la piel. Algunas formas de usar aceites esenciales en su piel son: 

• Masaje 

• Aplicándolos en áreas específicas y frotándolos 

• Agregándolos a lociones o humectantes 

3. La ingestión, o el uso “interno” de aceites esenciales permite que el aceite sea transportado por todo el cuerpo. Asegúrese primero de que el aceite esencial sea seguro para uso interno, y luego pruebe uno de estos métodos: 

• Agréguelo a un vaso de agua 

• Tómeselo en una cápsula vegetal 

• Ponga una gota debajo de su lengua

Beneficios 

Al portar cada aceite las propiedades específicas de su planta de origen, encontramos diferentes utilidades. La mayoría de los aceites, en mayor o menor medida, actúan como: antibióticos, antiinflamatorios, antisépticos, regeneradores celulares, relajantes, tonificantes…

Importante 

Asegúrate de que tus aceites esenciales sean puros. Un aceite esencial puro de alta calidad debe ser 100% natural, concentrado, orgánico y con un elevado grado terapéutico.

Yo te recomiendo usar los aceites esenciales de doTERRA, porque para esta compañía, la pureza es su prioridad. 


¿Te gustaría conocer más acerca de los aceites esenciales? 

¿Necesitas una asesoría personalizada? 

O por el contrario ya estás decidid@ a comprar tus aceites esenciales y vivir doTERRA en toda su esencia.

Sea cual tu opción puedes escribirme a través del Whatsapp o dejar un comentario en este artículo.