Dark

Ficción alemana

La serie alemana “Dark,” es una historia donde todo lo que se debe saber, se encuentra en el pasado, durante el presente e incluso también poco alentador futuro. Es por ello, que los puntos simbólicos marcan demasiado el año donde se desarrolla todo, incluyendo una cueva similar a un portal que nos hace viajar en el tiempo, uno donde no precisamente parece estar todo en orden. 

Fue directamente estrenada en 2017 bajo la originalidad de Netflix y sin dudas, su primera temporada creó poco a poco un círculo masivo de popularidad llegando a ser considerada mejor que “Stranger Trhing”. Es esa la razón por la que hoy ha venido sumando críticas positivas durante las tres temporadas que la plataforma dio a conocer. 

En breves instantes se va descubriendo que la mayoría de las cosas están conectadas al factor sobrenatural de una seria atípica para estos tiempos: Mikkel no solo ha desaparecido, sino que de algún modo ha terminado 33 años en el pasado, es a partir de ahí, donde “Dark “se convierte en una historia que salta entre diferentes épocas para narrar la dramática y de ese modo, nos enseña un guión bien desarrollado de manera impecable que explica una de las mejores secuencias de la ciencia ficción que cuesta entender, pero cuando ya se comprende supera cualquier expectativa imaginada. 

Dark, cuenta con un elenco que sin sentir un reconocimiento de trayectoria, refleja cada uno de los actores tópicos que no digiere todo público, más allá de la conexión que existe entre ellos, lo que la hace interesante por los niveles de profundidad que recrea una dimensión bastante creíble durante estos momentos de pandemia, de hecho, al verla va reflejando una posible teoría de destrucción mundial que hace mucha similitud a la planta nuclear de Chernobyl, en Ucrania, que hasta el sol de hoy sigue siendo una tragedia. 

La trama se baña de misterio desde su comienzo, no se descifra a simple vista lo que desea mostrar, hasta que los siguientes capítulos revelan lo mínimo al público para captar interés y generar expectativas por ver qué va a salir exactamente de ahí. 

Si nos enfocamos en planos, tomas y fotografías, ese enfoque gris que da siempre su ambiente nunca se va. Sin embargo, aún bajo esas condiciones del clima, la dirección hace enfoques muy limpios de cada escena, para recordarle al televidente en que tiempo y espacio está. 

La mayoría de esos puntos importantes a resaltar, se vive a milímetros con el Soundtrack, nada hace más interesante que introducir sonidos que acoplen los momentos de raciocinio ante acontecimientos que dejan mucho que pensar cuando terminan, sonaría insensato explicar de qué va cada elemento fugaz de una serie que se puede recomendar a ciegas sabiendo que, sentándote a ver, querrás que nunca termine.